Olga la antipenélope del Reloj Chino de Bucareli

Conjeturas

Por Álvaro Cepeda Neri

I.- Personaje de la Odisea, uno de los dos grandes poemas épicos atribuidos a Homero, Penélope es la esposa de Ulises-Odiseo, quien esperó 20 años el retorno de su marido de la Guerra de Troya, y en el ínterin para decidirse a escoger nuevo compañero, en caso de que Ulises no volviera, urdió la estratagema de tejer una mortaja y cuando estuviera terminada, elegiría nuevo esposo; pero, por las noches destejía lo que había hecho durante el día, hasta que una de sus asistentes la descubrió y la exhibió ante sus pretendientes. Olga Sánchez Cordero, en cambio, ni teje ni desteje, pero sí enreda los asuntos y no sabe cómo desenredarlos. Como en el caso de la petición de renuncia de Lopez-Gatell y hasta de la denuncia por su mal manejo de la peste del coronavirus. Para defenderlo se atrevió a decir que los panistas se desistieron de la denuncia y que también se había cancelado la denuncia. Pero de inmediato la desmintieron y quedó prisionera de sus enredos y mentiras, con las que quiso quedar bien con López Obrador; aunque éste la tiene marginada.

II.- La Sánchez Cordero, descartada para la sucesión presidencial, aprovecha para hacerse presente en cuanto ve una rendija en el espectáculo lópezobradorista. Como su patética declaración de: “me quedan pocos años de vida, pero los dedicaré a defender a las mujeres”. Lo cierto es que lleva muchos años en el presupuesto y quien sabe por qué artes logró que AMLO la nombrara como titular de la secretaría de Gobernación y allí, ella, hace como que hace las juntas de los gobernadores de la Conago con el huésped de Palacio Nacional. Pero su actuación es mediocre, con sus sonrojadas mejillas de rojo subido que constantemente muestra en sus apariciones públicas de antiPenélope que enreda y enreda; sin tener relaciones con el Congreso Federal ya que a éste lo manejan desde Palacio Nacional a través de Monreal y Mario Delgado. Por lo que Doña Olga solamente está, como el chinito: “milando”, y se suma a los acto públicos para adornar; es decir, como florero.

III.- En la nota de la reportera Kenia Hernández salen a relucir las respuestas de doña Olga a Grupo Fórmula, por medio de una entrevista que le hizo Azucena Uresti, donde dijo que el asunto donde se pidió la renuncia de López-Gatell, ya estaba totalmente superado. Y dejó ver muy claramente que fue debido al apoyo incondicional que una y otra vea le prodigó López Obrador. Así que de esta manera se resolvió la queja-denuncia de algunos gobernadores con el logotipo del PAN, que insisten en que sea destituido debido al mal manejo de la pandemia de Covid-19 –sobrenombre de coronavirus– que ha llevado a cabo. Mientras ese conflicto sigue su curso, llevamos ya medio millón de contagios y López-Gatell insiste en que van a la baja, aunque es claro que es todo lo contrario. Por eso es que tiene como su defensora a la Sánchez Cordero; aunque tiene que enredarse para justificar que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, continuará cobrando como locutor vespertino de domingo a sábado.

 

[email protected]