OASIS. ¿Cumples o vives años?

Psic. Gonzalo Valenzuela

¿Cumples o vives años?

No hay una llave para la felicidad. La puerta está siempre abierta

-Anónimo

Cumplir me suena como a un deber o una obligación, sí, todos estamos obligados a cumplir años, pero tú eliges cómo vivirlos, crecer es opcional, no importa la edad que tengas, mientras aún respires puedes vivir, seguir creciendo espiritualmente, en sabiduría, seguir aprendiendo el maravilloso arte de vivir.

Cumplir; pareciera resignación, como que no queda de otra, no sé si has escuchado cuando le preguntan a alguien – ¿Cómo estás? y el otro responde –estoy. Lo cual quiere decir que con estar es suficiente, pero ¿qué hay del vivir?, cómo empleas tu tiempo, realmente le estás sacando jugo a tu vida, ¿estás haciendo algo productivo, para ti o para otros?

Recuerda: no se deja de jugar cuando se envejece, sino que se envejece cuando se deja de jugar, de por sí la vida ya es algo muy serio, para que te tomes tan en serio todo lo que te acontece, a veces hace falta poner un poco de humor, jugar con los problemas, ser creativos para encontrarles solución, lo cual es muy difícil hacer, si asumes una postura rígida e intransigente contigo mismo o con otras personas.

Relájate, si te estás martirizando por alguna dificultad, piensa, que eso también pasará, concéntrate en lo que está en tus manos cambiar, en tu círculo de influencia y se reducirá tu círculo de preocupaciones, definitivamente habrá cosas que no vas a poder cambiar, especialmente a otras personas, lo que sí puedes modificar son tus propias respuestas y actitudes ante esas personas o situaciones.

¿Cumples o vives años?… regocíjate por tus logros mas no te duermas en tus laureles, aún falta mucho por hacer, piensa en aquellas cosas que te entusiasman, que te apasionan, en tus más anhelados sueños y conviértete en un hacedor de milagros, porque tú tienes la magia para convertir esos sueños en realidad, y ayudar a otros a concretar sus sueños también.

No basta con cumplir años, hay que vivirlos, más vale que tomes riesgos e intentes conseguir tus metas, a que al final del camino, digas decepcionado y amargado: -si hubiera hecho esto o aquello, si le hubiera dicho a mi familia lo importante que son para mí, si hubiera estudiado, si me hubiera disculpado, si hubiera aceptado o renunciado.

Elimina esa frase de tu mente, si hubiera, no hace campeones, elimina toda indecisión en tu vida, porque si eres vacilante, ningún viento te será favorable, forja tus convicciones, piensa en lo que realmente podrías hacer si quisieras, si estás dispuesto a pagar el precio renunciando a otras cosas que sean incompatibles con tu meta, recuerda que no puedes tener todas las glorias, necesitas priorizar, tomar una decisión y actuar.

Si te preocupa tener muchos años encima, y ya no tienes la misma energía y tu cuerpo resiente los estragos de la edad, es señal que estás cumpliendo años, que no los estás viviendo, porque la vida todos los días se renueva, no se estanca, tu espíritu jamás envejece, jamás se apolilla.

Tal vez pienses lo contrario, que tu cuerpo se ha desgastado por haber vivido tanto, por los excesos de juventud, yo creo que más bien es porque has perdido tus ilusiones, porque te has desanimado, porque has dejado de confiar en tus capacidades, y en la gente, estás resentido, decepcionado.

Dicen que cuando te pierdes; lo mejor es volver desde el principio, haz que retoñe tu vida cada día, mirando el mundo viejo con ojos nuevos, asómbrate de tantas maravillas que Dios te regaló, piensa de qué puedes estar agradecido en tu vida el día de hoy y conecta con tu verdadero ser, ahí encontrarás las respuestas de lo que buscas. Gracias por tus sugerencias y comentarios en: [email protected]