Más frases del Manual del Imperfecto Político

SIN LÍMITES

Más frases del Manual

del Imperfecto Político

* La mejor política es la de la anticipación

Por Raúl Torres Salmerón

Continúa el Manual del Imperfecto Político, del periodista regiomontano José Jaime Ruiz y de su libro del mismo nombre. Son reflexiones para meditarlas en la relativa tranquilidad y paz de la pandemia, confinados en los hogares. Muchas frases no tienen desperdicio. Las frases del Manual, son para la clase política de todos los colores.

La ingenuidad maligna logra perversidades políticas.

Nunca hay que confundir el método con la meta.

Ninguna disputa deberá de convertirse en discordia.

Quien sólo ve el bosque, se pierde en la inmensidad. Quien sólo ve el árbol, se pierde en la proximidad.

Toda propuesta mina la credibilidad. Las promesas son para no cumplirse. Prometer no enriquece.

De lo peor, lo menos bueno.

¿Un Gobierno de relaciones públicas o un Gobierno de relaciones con el público? ¿La imagen o la realidad? ¿La percepción o la solución de problemas?

Una agenda que carece de brújula, deja de ser agenda. Un organizador diario nunca será una agenda.

La opinión publicada no es la opinión pública. El cuerpo social es trabajo de análisis.

El poder ideológico no nace necesariamente del poder político.

En efecto: la política es para salirse de las trampas.

Anticipar es proyectar. La mejor política: la de anticipación. Tu «bombero» trabaja a posteriori, tu detective a priori. Cuando entra a escena el bombero es porque tu detective se equivocó.

El trabajo del investigador, del detective, no es el trabajo de tu asesor de análisis. El primero ve los árboles que se pueden incendiar, el segundo los bosques.

Una cosa es el mapa, otra muy distinta es el terreno. Una cosa es teorizar, otra muy distinta aterrizar. Todo es investigable.

Bombero, analista y detective, no obstante, deben de detectar los cerillos.

Conspira para que todo te sea visible. La visibilidad es la viabilidad.

En cuestión de imagen, imponer es necesario, impostar la voz no es necesario.

Haz de la loa, lodo.

Es más fácil traicionar a César que traicionar a Roma.

La grandeza no existe, existe la oportunidad.

La política no es una hazaña, es una cotidianeidad.

La mejor gente sólo es mejor si te rodea a ti.

La responsabilidad no se comparte, la irresponsabilidad sí.

Rendir cuentas equivale a rendir armas.

No prometas el pastel, promete la cereza.

La lealtad en política no es un valor.

Prepárate intensamente en el arte de la traición.

La historia se hace con guerras, no con política.

Sé diplomático, asesta el puñetazo.

Aprender a ser líder es desaprender a ser humano.

Las anteriores, son las mejores reflexiones del periodista José Jaime Ruiz.

En fin, como dicen las coplas:

-Me han dado un empleo,

pero apenas leer sé…

-Tú cobra el sueldo, José,

y que lea tu secretario.

Hasta los palos del monte

tienen su separación:

Unos sirven para hacer santos

y otros para hacer carbón.

 

raúltorress@hotmail.com