OASIS. ¿Qué haces con tu libertad?

Psic. Gonzalo Valenzuela R.

La verdadera libertad consiste en el dominio de sí mismo

Michel Montaigne

La verdadera libertad se conquista a diario, con cada decisión que tomes en tu vida, continuamente se te presenta un cruce de vías, caminos que se bifurcan y debes elegir por cual senda seguirás. En un pasaje bíblico se habla del camino ancho, el más transitado y el camino angosto, el reservado para seres muy especiales.

Recuerda que las personas libres lo son, porque son capaces de elegir entre determinadas opciones, las que les parecen mejores o más convenientes, según los principios y valores que les inculcaron o aprendieron desde muy pequeños, tu presente es el resultado de las decisiones que has tomado.

¿Qué haces con tu libertad…? contribuyes al orden y al respeto, o te dejas llevar por la anarquía y el caos. No puedes decir que eres libre, si no eres capaz de auto-regular tu conducta, lograr estabilidad emocional que conduzca a tu propio bienestar y al de la sociedad en la que vives.

Piensa muy bien lo que vas a hacer antes de actuar, la libertad no significa hacer lo que te da la gana, va muy de la mano con su prima hermana, la responsabilidad, ya que tus actos siempre tendrán consecuencias, ya sean buenas o malas; según tu grado de consideración hacia ti mismo y los demás.

No aceptes presiones de nadie para hacer algo, sólo presta oídos a tu conciencia, escucha a tu corazón, la voz de Dios reside en el silencio, haz una pausa y medita antes de emprender una acción que consideres importante y que pudiera tener serias repercusiones en tu vida o en la de otros.

¿Qué haces con tu libertad…? tal vez aún no descubres que dentro de ti se concentra un gran poder personal, para decir sí o no… tienes la libertad para cambiar en el momento en que así lo decidas, no estás condenado a ser débil, pobre, enfermo, obeso, o cualquier otra situación en la que te sientas atrapado.

Puedes forjar tu propia personalidad, cultiva los buenos hábitos, aquellos que te harán sentir libre, como; la honradez, la sinceridad, la reflexión y la independencia de criterio. Muchos permanecen en esclavitud por miedo, por la seguridad que les da permanecer en determinadas situaciones, aunque el costo que tienen que pagar es bastante caro, en términos de felicidad y realización personal.

La ignorancia es otro enemigo a vencer para conquistar tu libertad, adquiere nuevos conocimientos, instrúyete, invierte en tu superación personal, para que no aceptes a ciegas los valores o doctrinas que quieran imponerte. No te conformes con lo que sabes o con lo que tienes, aventúrate a ir más allá, las puertas de la sabiduría siempre están abiertas para los que la buscan.

¿Qué haces con tu libertad…? piensa por un momento en aquella ocasión en que te sentiste verdaderamente libre, cierra los ojos, recrea en tu mente ese instante de gloria, revive la emoción y la fuerza que sentiste, percibe el valor de ser amo y señor de tu propia vida, en perfecta conexión con el mandato supremo del Creador, Él te dio el libre albedrío para que sepas discernir entre el bien y el mal, para construir o reconstruir tu destino, ahí reside tu fuerza, tu poder, tu libertad.

Gracias por tus comentarios en: [email protected]