Haciendo relaciones públicas con saliva

Jose Antonio López Sosa

Una de las personas que considero en lo personal, de los más destacados en el ejercicio de las relaciones públicas en México hace unos días en una reunión virtual comentó que no podía continuarse haciendo relaciones públicas con saliva, tiene toda la razón y trataré de dilucidar en esta columna sobre ese tema.

Las relaciones públicas y particularmente en el turismo, han devenido en una suerte de comunicación unidireccional donde una buena parte de ese sector (el de las relaciones públicas) considera  que la información de sus clientes, es importante y prioritaria para los medios de comunicación. En lugar de buscar nuevas alternativas de comunicar, nuevas estrategias de información o simplemente analizar el mercado al que quieren llegar sus clientes y el perfil editorial e informativo de cada medio de comunicación, se han dedicado a embellecer sus boletines de prensa y crear estrategias que buscan solo endulzarle el oído a sus clientes y no, hacer simbiosis con los medios de comunicación (tradicionales, digitales o electrónicos) y los periodistas (o generadores de contenido digitales).

Lo métodos de información exclusiva en el turismo no funcionan, menos aún cuando pretenden desde una oficina ajena a un periodista, pretender hacer creer que cierta información de algún cliente es tan importante, que le dan al medio de comunicación la oportunidad de ser uno de los pocos en tenerla o entrevistar a quien la genera, esas técnicas son del pasado pero en esa industria siguen vigentes.

Sí, hay muchas agencias de relaciones públicas que de eso viven, de hacerlas con saliva, la pregunta es, ¿hasta dónde podrán continuar con eso despúes de esta coyuntura?

Es un tema bastante complejo, son dinámicas que deberán cambiar en breve por los nuevos tiempos y las nuevas circunstancias. Hacer gastar a sus clientes miles de pesos en desayunos, comidas y cocteles – conferencias de prensa –  está quedando en el pasado, la información deberá fluir de forma distinta en estos nuevos tiempos.

La evolución en el turismo también conlleva a un cambio en el modelo de las relaciones públicas, hay agencias que lo están haciendo y otras que, buscan mantenerse en el viejo sistema. El tiempo determinará la funcionabilidad y sobre todo, los resultados a sus clientes serán cruciales para ello, donde claramente, los periodistas y medios de comunicación estamos también inmersos.