Mala nutrición por deficiencia alimentaria y falta de vitaminas

Conjeturas

Mala nutrición por deficiencia alimentaria y falta de vitaminas

Por Álvaro Cepeda Neri

 

I.- Las bajísimas defensas que presentan los mexicanos, se debe a la pésima nutrición por una alimentación que en lo general, no contiene verduras, frutas; y sí exceso de grasas y básicamente huevos y mucha harina por el antojo de comer pan en todas sus presentaciones. A lo que hay que añadir el desprecio por lo verde en la comida y en la que escasea el pescado. Y complementos como las vitaminas. Eso hace propicio que los organismos sean caldo de cultivo de enfermedades y aumento de la obesidad; los descuidos que generan diabetes. Mucho de ello es debido a la pobreza y que el desayuno consista en café, tamales, atole, etc. Esa práctica generalizada nos ha llevado a que las enfermedades infecciosas, desde las gripes comunes hasta la actual pandemia conocida como coronavirus, esté causando una mayor cantidades de enfermos y muertos que, en su mayoría, se debe a contagios por descuidar las mínimas medidas sanitarias recomendadas, como el uso de cubrebocas que sin ser ésta una defensa ideal, al menos permite cierta seguridad al andar por las calles en nuestras actividades diarias. Llegando a haber quienes nieguen esa peste.

II.- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), por medio de Lina Pohl (La Jornada: 2/VIII/20), como lo informa la reportera Carolina Gómez Mena, declaró que una encuesta sobre Salud y Nutrición “arrojó que la mitad de los decesos se relacionan con enfermedades derivadas de la mala nutrición”. Así la carencia de una detallada información respecto de lo que debe incluirse en la alimentación, ha provocado que los organismos presenten una baja considerable de defensas en general, dejando a las personas muy vulnerables a toda clase de contagios, infecciones y enfermedades; como en el caso del actual Covid-19, muy contagioso por las exhalaciones que los enfermos emiten al estornudar o toser sin las máximas precauciones. Es por esto que la peste pulmonar aparecida a finales del año pasado, ha sumido a la humanidad en una espantosa crisis que arrasa con vidas que no responden a los cuidados médicos; además de la falta de una vacuna.

III.- Pero todo indica que la mala alimentación, la carencia de vitaminas y la falta de cuidados indispensables son los principales responsables de la mortalidad que ha causado el coronavirus. No es que los tamales, las tortillas y el pan sean marginados de la alimentación, pero a ellos han de sumársele más nutrientes que aumenten las defensas. Existen varios libros sobre el tema y en un Ex Libris próximo me ocuparé de uno que es bastante completo. Mientras tanto, hay que divulgar por todos los medios la información que aporta la FAO, para que las familias tengan el más amplio abanico de opciones para mejorar su alimentación y evitar la obesidad, precisamente ahora que se está en casa permanentemente. Fomentando el ejercicio y la necesidad de complementar la nutrición con vitaminas. Es éste un problema que debe resolverse atacando la mala calidad de la alimentación y motivando el consumo de vitaminas.

 

[email protected]