AGENDA EMPRESARIAL. Curules para empresarios si el PRI los adula 

 

Jorge Marcelino Alejo

Como que la suerte de los empresarios cambiará en la cuestión político partidista. Se advierte que les irá bien.

O al menos, eso se vislumbra cuando Néstor Camarillo Medina, como dirigente del Partido Revolucionario Institucional –PRI- le encomienda a Humberto Fernández de Lara, Secretario de Vinculación Empresarial y Emprendimiento del mismo PRI, que busque acercamiento con los empresarios para hacer alianzas y sacar a MORENA.

Es extraño –y hay que decirlo- que ese partido reconozca que ha estado alejado de los empresarios. Están abandonados admitió Camarillo Medina.

Van quedando lejanos los tiempos, en que la convivencia del PRI con los hombres de negocios era de total conveniencia. El gran partido no dudaba en convidarles regidurías o curules locales y federales. Eso ocurría cuando otros partidos –como el PAN- hacían lo mismo, pues a uno que otro le alcanzó para llegar al Senado.

Pero algo pasó al interior de ese partido. Hubo desavenencia y se trastocó la relación con los empresarios. Se corrió el velo del misterio y trascendió que el partido acudía a ellos, para que lo apoyaran con recursos económicos. Ellos se cansaron, alzaron la voz,  se rebelaron y se fueron, no sin antes echarle en cara que solo los llamaban cuando necesitaban financiamiento, pero a la hora de definir candidatos a puestos de elección, les cerraban el paso.

Pero ahora ya son otras caras y en plena crisis del partido como apunta Camarillo Medina, las cosas van cambiando o ese parece ser su mensaje, porque obviamente su reacción es tardía tras ser desbancado junto con otros partidos por el Movimiento de Regeneración Nacional –MORENA-.

Por ello parece maliciosa la tarea que Néstor Camarillo le encomienda a Humberto Fernández de Lara, porque no hay elementos atractivos para los empresarios, al grado de que comprometan su participación en la lucha priísta.

Pero sin duda el PRI puede salir avante en su propósito, porque ahí están los empresarios que siempre se mostraron interesados en  incursionar en la política, sin importarles la recriminación de que quisieran tener al mismo tiempo el poder político y el económico.

De modo que la salida priísta, es que llegado el momento les tendrá que conceder candidaturas a curules locales y federales, no simples regidurías. Si lo hace, podrían ser atractivas sus ofertas.

Y si las cosas van en ese sentido, puede ser que este instituto político tenga el voto empresarial que busca.

En fin ya veremos cómo pinta, tanto el acercamiento como el trabajo  partidista con los empresarios, aunque se advierten roces y riesgos de alejamientos, si es que los empresarios insisten en candidaturas al Senado –como siempre han querido- para estar más cerca de la gubernatura, u otro puesto de elección de mayor envergadura.

M E M O R A N D U M

BILLONES

Con la cancelación de concesiones a la empresa Minera Gorrión, en Ixtacamaxtitlán Puebla, se recuperarán billones de pesos por la extracción y explotación de oro, plata y litio por las comunidades indígenas, y no por el capital extranjero, afirmó el senador Alejandro Armenta Mier. Con ello refutó la versión de que con tal cancelación se perderán 26 mil millones de pesos.

Sería de fábula que Puebla ganara billones de pesos con la explotación de esos metales. Suena de maravilla.

Entonces, se debe asegurar que sea definitivo el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación –SCJN-  de cancelar las concesiones a la minera; que no se caiga en que al rato retuercen las leyes y se las restituyen.

Y un dato histórico: En sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox Quezada, se cedieron casi 10 millones de hectáreas en concesiones mineras en 6 estados Puebla incluida.

[email protected]